UN VIAJE DE GRATITUD POR EL CAFÉ

26 de noviembre de 2018 En: Libros Afortunatos 0 comentarios

La semana pasada me gustó una historia que me contaron. El escritor y periodista norteamericano A. J. Jacobs, hizo gala de una cualidad que podemos calificar “extrema gratitud”. Este escritor,  gran amante del café, decidió hacer un viaje para agradecer a todas las personas que contribuían a que se pudiese tomar cada mañana su querido café. Pensó que llegarían a ser unas mil (no sé cómo se llega a ese cálculo) desde el barista de la tienda de café hasta el agricultor que lo cultiva  y lo hizo!

De su experiencia escribió un libro que se titula “Gracias mil” y aquí os dejo el link.

La historia arranca un día que estaba bendiciendo la mesa y su hijo de 10 años le dice: ”Papá estas siempre dando las gracias a la gente por la comida, pero ninguno de ellos te oye. Se lo tendrías que decir en persona!”. Ese razonamiento fue el comienzo de sus 6 meses viajando por el mundo dando gracias por su café. Se centró en el café porque es tan sencillo pero tan importante, que no imaginaba su vida sin esa bebida( Totalmente de acuerdo!!)

Cuenta que muchos le preguntaban que les quería vender y otros que era un tío muy raro, porque nadie daba las gracias de esa manera… Su experiencia fue que la gratitud no tiene que ver con cortesía, sino con la felicidad auténtica que experimenta tanto el que da las gracias como el que las recibe.

Viajó hasta Colombia a conocer a la familia Guarnizo formada por 9 hermanos y una  hermana porque su café favorito es “Guarnizo family farm”(Link). La familia le contó lo agradecidos que estaban a la empresa brasileña que fabrica la máquina que tienen para aplastar los granos de café, y pudo apreciar como el mundo entero, no solo un país,  es responsable de la taza que nos tomamos cada día!!

Para terminar esta curiosa historia, el Sr. Jacobs nos propone que cuando no podamos dormir, por favor, no nos pongamos a contar ovejas, sino a contar personas y cosas por las que estamos agradecidos, pero ojo que  tiene su truco: hazlo en orden alfabético….A (Afortunato!), B (Brutus mi querido perro) y para cuando llegues a la G, seguro que ya estas dormido y agradecido!

 

No hay comentarios todavía.

Responder

Acepto la política de privacidad