TUESTE DEL CAFÉ

15 de junio de 2017 En: Un buen café Etiquetas: , , 0 comentarios

El tueste es la chispa que desencadena la formación de los compuestos que causan el aroma y el gusto del café. Es clave para cualquier formato en que compremos el café y por supuesto también será clave el tueste del café en cápsulas.

Hay que tostarlo para extraer su sabor, pero sin pasarse. Es como cualquier otro alimento, si tenemos una materia prima de excelente calidad, que se ha cultivado con esmero, es de muy poco sentido pasarnos en su cocción, sería dar al traste con todo el trabajo anterior. Pues lo mismo ocurre con el café. Lo tostamos pero respetamos su esencia.

El tostador busca un equilibrio entre dulzor, acidez y amargor:

  • Mayor tiempo de tueste supone pérdida de acidez y mayor amargor.
  • El dulzor que busca el tostador está entre el pico de acidez y el de amargor.

Por diferentes motivos el café que normalmente se comercializa está excesivamente tostado. En muchas ocasiones el motivo ha sido ocultar los defectos o la falta virtudes del grano utilizado, en otras para obtener un producto más uniforme, tostándolo mucho saldrá siempre parecido porque se apagan las características originales. También se ha usado para obtener una taza con más cuerpo. En cualquier caso un buen tueste nunca puede mejorar un mal café.

Pero cuanto más lo tostamos más amargo resulta, pierde aroma y acidez.

Un tueste suave por el contrario resalta las propiedades originales del grano, si son buenas llegarán a nuestro paladar, pero si son malas también. Por eso un café que no es de buena calidad suele tostarse más.

Por otro lado, el tueste suave preserva la características especiales de cada café, ya sea por su origen, método de cultivo, altura, variedad de la planta y nos permite apreciar esos matices que hacen que haya unos tipos de cafés nos gustan más que otros y así vayamos descubriendo cuales son nuestros orígenes favoritos.

Y finalmente, aunque no menos importante, la capacidad antioxidante del café, tan beneficiosa para la salud, disminuye a medida que el café se tuesta más, como se destaca en este Estudio.

Para nuestras cápsulas hemos mantenido todos estos principios del buen tueste que hemos aprendido desde que empezó nuestra historia, buscamos un tueste medio, que nos de un cuerpo redondo con aroma y acidez. Se puede ver claramente abriendo una de nuestras cápsulas y comparándola con otras, tal y como hemos hecho en la foto de este post. Efectivamente el café de nuestra cápsula es el de la derecha, ¡¡el número 3!!.

 

 

 

 

No hay comentarios todavía.

Responder

Acepto la política de privacidad